El jefe de la banda de Los Urabeños en Magdalena está intentando salir de la cárcel en circunstancias similares a las que la tesorera de su cartel logró la libertad. El Inpec no ha podido confirmar la autenticidad de una orden de libertad que recibió, pero tiene otra medida judicial para dejarlo en prisión por otro caso.

Melquisedec Henao Ciro, alias “Belisario”, uno de los líderes de la banda los “Urabeños”, jefe de las drogas en la región del Magdalena, señalado enemigo del proceso de restitución de tierras, primo de alias Don Mario y antiguo miembro de las autodefensas que perpetró la masacre de Mapirián en el Meta, fue capturado el primero de octubre de 2012 en la Sierra Nevada de Santa Marta luego que el Presidente Juan Manuel Santos ofreciera 200 millones de pesos de recompensa por él.

Desde entonces ha estado en la cárcel La Picota de Bogotá. Esta semana, alias “Belisario” estuvo a punto de recobrar su libertad. El Juez Once Penal Municipal de Barranquilla, le envió este oficio con carácter “urgente” al director de la cárcel la picota de Bogotá, informándole que había admitido una tutela con la que alias Belisario pretendía salir de la cárcel.

“Con el fin de materializar y restablecer su derecho a la libertad inmediata del accionante, tal y como fue ordenada en el fallo Constitucional de Habeas Corpus de fecha 21 de agosto de 2013 proferido por el Juzgado Promiscuo de Córdoba”

El director del Inpec, el General Saul Torres, ordenó confirmar la situación jurídica del interno para evitar que se repitiera lo ocurrido en Medellín con 4 miembros también de la banda los Urabeños.

“Llega un requerimiento de la Fiscalía 31 especializada de Derechos Humanos de Villavicencio donde se dispone que se mantenga detenido por cuenta de la investigación que adelanta el despacho en la ciudad de Villavicencio”, afirmó Torres.

El antiguo miembro del bloque Centauros de las Autodefensas se quedó en La Picota, y el director del Inpec sugirió examinar con más rigurosidad los procedimientos de la Justicia.

El General Torres declaró insubsistentes al director de la cárcel El Pedregal, Mayor Manuel Enrique Pinto; y a la directora del Inpec Regional Noroeste, Diana Rua, por la salida de la cárcel, aparentemente irregular, de los 4 presuntos miembros de la banda Los Urabeños.