La contundencia del material probatorio obtenido por un fiscal permitió la imputación de tres personas implicadas en irregularidades en la contratación de un tercer túnel o galería auxiliar como parte de las obras de desviación del Río Cauca dentro del proyecto de Hidroituango.

Se trata de Luis Javier Vélez Duque, Wilson Chinchilla Herrera y Álvaro León Ospina Montoya, quienes desde los cargos que ocupaban en Empresas Públicas de Medellín ESP (EPM ESP), participaron en el trámite y celebración de contratos para la implementación y contratación de obras para la desviación del Río Cauca, por fuera de lo diseñado y licenciado, conducta que además generó sobrecostos en cuantía que a junio de 2021 ascendía a la suma de $339.107.916.667.01.

Lea también: Central nuclear de Zaporiyia apaga uno de sus reactores tras bombardeos

Por estos hechos la Fiscalía les imputó los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.

La investigación

En desarrollo de esta obra, se presentaron retrasos relacionados con la entrada en operación de la primera unidad generadora de energía; que se atribuye a falta de planeación en la construcción de las obras de desviación del proyecto, las cuales en el diseño inicial estuvo previsto a través de dos túneles para la desviación del Río Cauca, obras a cargo del consorcio CTIFS.

Tales retrasos, entre otras irregularidades, dieron lugar a la contratación de lo que llamaron Sistema Auxiliar de Desviación del Río Cauca y sus obras anexas que comprendían la construcción de un tercer túnel o galería auxiliar, además de la terminación de otras obras que pasaron al Consorcio CCC Ituango.

Para la Fiscalía, esta contratación se adelantó mediante actas de modificación bilateral al contrato de obras principales del proyecto hidroeléctrico, a partir del 22 de diciembre de 2015.