El trabajo investigativo realizado por la Fiscalía permitió poner en evidencia una acción sistemática de las estructuras de crimen organizado que cometieron asesinatos contra mujeres en Norte de Santander.

“Abundante material de prueba recopilado en diferentes diligencias permitió a la Fiscalía obtener órdenes de captura contra los máximos cabecillas de las disidencias del frente 33 de las FARC y del ELN, como supuestos responsables del asesinato de ocho mujeres, en diferentes hechos ocurridos entre abril y noviembre de 2021”, afirmó la Fiscalía.

Le puede interesar: (Video) Toma de rehenes en un robo a mano armada en tienda de Apple de Ámsterdam

A las disidencias de las Farc se les atribuyen seis de las muertes violentas. En ese sentido, los requerimientos judiciales afectan a:

Javier Alonso Veloza, alias Jhon Mechas; Martín Leonel Pérez Castro, alias Richard; y Willington Henao Gutiérrez, alias Mocho Olmedo.

Le puede interesar: Aborto en el mundo: en qué países es permitido, está restringido o prohibido por completo

De otra parte, el ELN estaría involucrado en dos asesinatos; es así como la orden de captura recae sobre José Aquiles Martínez Portillo, alias Arbey, jefe del frente Juan Fernando Porras Martínez.

De esta manera, la Fiscalía avanza en el esclarecimiento de casos de asesinatos de mujeres, por ejemplo, el crimen de la fiscal seccional Esperanza Navas Sánchez, sucedido el 9 de junio de 2021, en Tibú (Norte de Santander).

Vea también: Qué busca Putin en Ucrania y otras seis preguntas sobre la crisis con Rusia

Los análisis forenses y las evidencias dan cuenta que las disidencias del frente 33 de las FARC ordenaron la muerte de la funcionaria en retaliación por las actuaciones judiciales contra la estructura criminal.