La Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares con fines de extinción de dominio a 68 bienes que pertenecerían a Marco Antonio Ramírez Varón, dueño y gerente de una Institución Promotora de Salud (IPS) que estaría involucrada en el denominado ‘Cartel de la hemofilia’, hechos por los que Ramírez Varón fue condenado a más de 7 años de prisión.

Se trata de 41 inmuebles urbanos, 16 establecimientos de comercio, 6 vehículos y 5 sociedades avaluados en aproximadamente 100 mil millones de pesos.

 

Lea también: Aumentó un 213 % el desplazamiento forzado con respecto al 2020

 

Los predios están ubicados en Bogotá, Ibagué y Espinal (Tolima), Coveñas (Sucre), Cúcuta y Chinacota (Norte de Santander), Villavicencio (Meta) y en Palermo (Huila).

La investigación adelantada por un fiscal de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio da cuenta que, presuntamente, los bienes fueron adquiridos con dineros producto del desfalco al sistema de salud colombiano con la comercialización de medicamentos adulterados traídos desde Ecuador y Venezuela para tratar enfermedades crónicas y de alto costo.

 

Podría leer: Senador Benedetti dice que no aspirará al Congreso

 

En marzo de 2019 Ramírez Varón se allanó a los cargos en audiencia concentrada como responsable de los delitos de violación a los derechos patrimoniales de autor y derechos conexos, falsedad en documento privado, concierto para delinquir, corrupción de alimentos, entre otros.

La administración de los bienes será asumida por la Sociedad de Activos Especiales (SAE)