La Fiscalía General de la Nación rechazó la solicitud de libertad solicitada por la defensa del expresidente Álvaro Uribe, procesado por manipulación de testigos.

El ente acusador explicó que será un juez quien determine si avala la petición de la defensa que pide revocar la detención domiciliaria del exparlamentario.

«Será rechazada por improcedencia legal (…) las decisiones sobre el particular deben ser conocidas y decididas a petición de parte en audiencia preliminar por el juez competente».

Esta es la respuesta emitida por la Fiscalía: