La Fiscalía reveló que el exfuncionario de la Procuraduría Alejandro Garzón pidió 300 millones de pesos al senador Richard Aguilar para favorecerlo en un proceso disciplinario, y además asesoró a exintegrantes de la Policía para que salieran favorecidos con tutelas en contra de la Procuraduría.

Entre las pruebas, el ente investigador reveló un video, en el que según testigos, Garzón y otros funcionarios del Ministerio Público estarían contando altas sumas de dinero, en las oficinas de la entidad.

Hecho que fue denunciado por una delegada del despacho del exprocurador Fernando Carrillo.

El ente acusador investiga si hubo otras irregularidades orquestadas por Garzón, por lo que revisa una serie de interceptaciones telefónicas realizadas al detenido.

Publicidad

El exfuncionario no aceptó el cargo de concisión que le formuló la Fiscalía y ahora un juez define si impone una medida de aseguramiento en su contra.