Investigando al zar de la chatarra, la Fiscalía y la DIAN encontraron inconsistencias tributarias en la empresa Ecoeficiencia de Tomás y Jerónimo Uribe. Éstos les atribuyen las faltas fiscales a empleados suyos.