La agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings ratificó la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de Colombia en BBB- y mantuvo la perspectiva negativa, así lo dieron a conocer este viernes fuentes oficiales.

«De acuerdo con Fitch, la calificación del país se sustenta en una sólida trayectoria de políticas macroeconómicas prudentes que han asegurado la estabilidad macroeconómica y financiera y respaldan la resiliencia de la economía a choques como los retos derivados de la pandemia global», indicó a través de una comunicación el Ministerio de Hacienda.

La información agregó que Fitch indicó que el país ha logrado mitigar los riesgos externos debido a la política de tasa de cambio flexible y el aumento de las reservas internacionales.

«No obstante, resalta la importancia de aumentar los ingresos para lograr la consolidación fiscal en el mediano plazo, que permita estabilizar y posteriormente reducir la deuda, tras el choque de la pandemia», explicó la calificadora.

Fitch también destacó tres factores que podrían mejorar la perspectiva de la calificación de negativa a estable:

Publicidad
  • La implementación de medidas de consolidación fiscal.
  • Resiliencia en las perspectivas de crecimiento económico de mediano plazo a pesar de la pandemia.
  • Y una disminución en el déficit de cuenta corriente que mejore los indicadores externos.

Por su parte, el director de Crédito Público y Tesoro Nacional, César Arias, recordó que Fitch Ratings es la segunda calificadora que afirma la calificación de grado de inversión de Colombia, luego de la decisión en el mismo aspecto de S&P Global Ratings la semana pasada.

«Es un respaldo de los mercados al manejo prudente de la política económica y la respuesta efectiva a la emergencia sanitaria que se traducirá en condiciones de financiamiento favorables para las empresas públicas y privadas colombianas», afirmó Arias.