El Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio (Fomag), contrato servicios a una empresa que no cumplía con los requisitos financieros que le daban la capacidad para poder ejecutar dicho contrato.

Así lo determinó una auditoría realizada por la Contraloría General de la República con la cual se configuró un hallazgo por 2.450 millones de pesos.

Los hechos dan cuenta que los estados financieros a 31 de diciembre de 2018, reportados por la empresa a la que fue adjudicada la invitación pública no concuerdan con la declaración de impuestos de renta de personas jurídicas ante la DIAN, ni con los estados financieros registrados en la Cámara de Comercio.

La empresa Gerizin Salud y Seguridad en el Trabajo, habría presentado documentos falsos para demostrar capacidad financiera.

Se habría violado los principios de la contratación pública.