Ante la Corte Suprema de Justicia estaba prevista realizarse una audiencia de conciliación entre el senador Iván Cepeda y el representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, tras la denuncia que Cepeda radicó en su contra por los delitos de calumnia e injuria agravada, apología del genocidio y hostigamiento por razones políticas y filosóficas.

Sin embargo, el congresista Prada no llegó a la diligencia programada.

Al respecto el senador Cepeda indicó que «el representante Álvaro Hernán Prada está siendo en este momento procesado por la Corte Suprema de Justicia por hechos que son muy graves, ha sido llamado a indagatoria por fraude procesal y por intentar manipular testigos».

«Este hecho particular por el cual lo hemos denunciado, es por la calumnia y una cámara de desprestigio, lo que se llama apología al genocidio. Para nosotros eso es un hecho complementario a ese hecho grave, que tiene que ver con el fraude procesal», explicó.

Aseguró que en dado caso Prada llegara a admitir su responsabilidad y su culpa «en estos hechos tan graves y retractarse sobre las calumnias que ha proferido en mi contra llamándome terrorista o congresista de las Farc, eso podría considerarse, pero eso sobre la base de la admisión de la culpa sobre todo este montaje que se ha hecho en mi contra para obtener falsos testimonios en compañía de Álvaro Uribe».

Finalmente, Cepeda calificó como un «show mediático» los diversos anuncios que ha hecho el expresidente Álvaro Uribe Vélez en torno al proceso que se adelanta en su contra por presunta manipulación de Testigos.

Cepeda afirmó que «llama mucho la atención que a pocos minutos de que salga una decisión de la Corte, Uribe ya está haciendo jugadas casi que preventivas de la decisión de la Corte».

Publicidad
¿La pregunta que nos hacemos es aquí hay información que él que no tenemos el resto de los ciudadanos sobre cuándo se van a producir las manifestaciones de la Corte y sus decisiones judiciales?

añadió.

Afirmó que se trata de «un ánimo de seguir en un show mediático, una vez el expresidente dice que se va a retirar del Congreso, suscita polémica, al final presenta una carta que nadie conoce, se retracta de eso y luego presenta una recusación contra los magistrados dice que va a retirarla, no radica ningún documento y al mal termina teniendo que aceptar que la Corte ha rechazado su recusación».