Una de las señaladas por ser presuntamente responsable aún no cumple con la medida de aseguramiento que ordenó un juez del circuito de Barranquilla.

Uno de los mayores escándalos por estafa en el modelo de libranzas registrado el país tiene un nuevo capítulo en el proceso judicial que se adelante en contra de uno de los supuestos responsables.

Más de 6.000 víctimas que perdieron sus inversiones aún siguen a la espera de una reparación justa o que paguen los responsables de este delito.

Publicidad

 

 

Se trata de Delvis Sugey Medina, esposa del excongresista Roberto José Herrera, señalada de ser presuntamente responsable en la alteración de los bonos por libranzas.

En la investigación se señaló que la mujer había vigilado la emisión de pagarés falsos para soportar la operación de captación y así dar apariencia de legalidad a todos sus movimientos.

Pese a ello quedó en libertad por vencimiento de términos en septiembre de 2019 según el fallo de un juez de garantías de Bogotá. Medina estuvo recluida en la Cárcel de Mujeres Buen Pastor de la capital del país.

 

 

Sin embargo, la decisión se apeló por parte de la Fiscalía, la Procuraduría y los representantes de las víctimas.

Después de año y medio el 28 de abril del 2021 el juez Octavo Penal de Circuito con función de conocimiento de la ciudad de Barranquilla resolvió el recurso en contra de Delvis Sugey Medina, quien tendrá que volver a la cárcel.

Medina se habría presentado ante una Unidad de Reacción Inmediata de la Policía en la capital del Atlántico el pasado 4 de mayo.

Con ello se ordenó fuera trasladada a una cárcel de mujeres como medida de detención preventiva.

 

 

Según Martha Patricia Gil, abogada y representante de las víctimas a la fecha esto no ha sido posible por aparentes actos de corrupción toda vez que el mismo Centro de Rehabilitación Femenino el Buen Pastor de Barranquilla, emitió un escrito en el que manifiesta que desconoce las razones por las cuales la señalada no ha sido trasladada a dichas instalaciones hasta el día de hoy.

Por un lado el Inpec señala que no es responsable de la custodia de Delvis Sugey Medina Herrera porque a pesar de la orden judicial que existente en su contra esta no ha sido trasladada a un centro carcelario de su responsabilidad y por otro lado el centro penitenciario lugar al que debería ir la procesada, manifiesta por escrito que no sabe el por qué no la han trasladado a dicho centro carcelario, es decir, le siguen haciendo conejo a las víctimas y a la justicia“, explicó.

Cabe señalar que a los implicados se les señalan de haber cometido concierto para delinquir, falsedad en documento privado, estafa, captación masiva de dinero, entre otros.