El operativo se realizó contra la disidencia de la columna móvil Daniel Aldana de la Farc y ahora denominada Oliver Sinesterra, al mando de Walter Patricio  Arizala, alias “Guacho” en la vereda Indasabaleta en el departamento de Nariño.

El brigadier general Jorge Hoyos, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, dijo que “este grupo disidente en días anteriores, tras un accionar terrorista dejó sin fluido eléctrico durante tres días a los más de 2000 habitantes de Tumaco y se le atribuyen los diferentes atentados del oleoducto Trasnandino y el asesinato a un soldado“

Durante la operación militar se logró incautar bastante material de guerra, entre los que se destacan una ametralladora, ocho fusiles, cuatro lanza granadas de 40 milímetros, ocho pistolas 9 milímetros, 3.000 cartuchos de diferentes calibres, entre otros.

Según información suministrada por el alto oficial, este grupo armado ilegal pretendía atentar nuevamente contra la infraestructura eléctrica de Nariño.