Hoy se dio apertura a la vía que comunica a Buenaventura con el resto del país para permitir el diálogo entre autoridades regionales, manifestantes y delegados del Gobierno Nacional encabezados por la viceministra del Interior, Lilian Clemencia Solano en el corregimiento de Cisneros.

“Los problemas son agudos y los pueblos quieren hablar en detalle de cuál es su necesidad y muchas veces la expectativa es mucho mayor de la que nosotros, en las entidades podemos plantear, es un diálogo que se llama la escucha activa, es como una danza, un paso aquí y allá, pero de aquí no nos vamos hasta que tengamos una ruta de atención a las comunidades”, indicó Lilia Clemencia Solano, viceministra del Interior.

Lea también: Consejo de Estado tumba nombramiento de Alberto Carrasquilla en la junta del Banco de la República

“Que haya una atención adecuada a los damnificados, un arriendo digno, alimentación, que no sea una bolsa de mercado para un día y que haya una reubicación de vida digna”, indicó Alejandro Sánchez, presidente de la Asociación Indígena ACIVA.

Los gremios reportan pérdidas entre dos mil y cinco mil millones de pesos diarios en sectores como el transporte, turismo y comercio exterior por los bloqueos que adelantaban comunidades afro, campesinas e indígenas.