Un juez especializado de Bogotá condenó a nueve años y 10 meses de prisión al exdirector de inteligencia del DAS, Carlos Arzayús, debido a su participación en, el caso conocido como, las ‘chuzadas ilegales’.

Arzayús fue encontrado responsable de los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de equipos receptores y abuso de autoridad, además de dirigir seguimientos ilegales a periodistas, dirigentes políticos y ONG’s.

Asimismo fue condenado a indemnizar por daños y perjuicios a las víctimas de las llamadas ‘chuzadas’ de ese organismo.

El exdirector de inteligencia había sido destituido e inhabilitado en octubre del 2010 por la Procuraduría por 15 años al considerar que permitió la interceptación, sin orden judicial, de llamadas telefónicas y correos electrónicos.