La Fiscalía le formuló cargos a las tres personas vinculadas a la muerte del capitán de la Policía Jesús Alberto Solano Beltrán, quien fue atacado el pasado 28 de abril en Soacha, durante la jornada de manifestaciones.

Con sevicia, este grupo de personas ocasionaron sufrimiento excesivo a la víctima propinándole 6 heridas con arma blanca, golpes con rocas y palos, además de puños y patadas, fue una actitud despiadada de una multitud en contra de una sola persona con un ánimo frío de hacer daño excesivo solo por estar en frente de un uniformado”, afirmó la Fiscalía.

Los tres detenidos no aceptaron los cargos que les formuló la Fiscalía por homicidio, porte ilegal de armas y hurto.

El ente investigador solicitó la detención de los tres hombres.