Finalizó el juicio contra Aída Victoria Merlano y el odontólogo Javier Cely por la fuga de la excongresista Aída Merlano.

La última declaración la entregó la hija de Melano, quien aseguró bajo juramento que no ayudó a la huida.

Le puede interesar: Al condenar al médico que lesionó a Jessica Cediel la Corte pide investigar al Invima

“Fue una estupidez, ella podría haber solucionado por las vías legales”, dijo la hija de Merlano, y agrega que “fue víctima de persecución”.

Merlano dijo que nunca fue informada de la fuga, y le pareció un mal plan dadas las comodidades que tenía su mamá en la cárcel.

“Tenía hasta cosas de hacer ejercicio dentro de la cárcel. Mi mamá tenía hasta un efecto en pared que tienen apartamentos de lujo. Tenía pesas”, dijo la acusada en la declaración conocida por Noticentro 1 CM&.

Con el testimonio de Aída Victoria concluye en juicio y el 8 de septiembre la Fiscalía y la Procuraduría presentarán sus alegatos finales.