Luego del aguacero que cayó en las últimas horas en Malambo, Atlántico acompañado de fuertes vientos, 25 casas resultaron destechadas, paredes y árboles caídos. La comunidad del barrio Montecarlo pide que poden algunos árboles que están junto a sus casas pues corren el riesgo de caerse.

La comunidad pidió a las autoridades ambientales de esta localidad y del departamento tomar medidas con algunos árboles, pues temen que con otra lluvia se pueden venir sobre los techos de sus casas.

“Ya es el tercer árbol que se cae en esta cuadra y causa muchos desastres. Anteriormente acá había uno también de laurel y se cayó”, explicó Angelo Niño, habitante de la zona.

Aún las autoridades de Gestión del Riesgo de Desastres no tienen el censo real de los damnificados.

Los habitantes de Malambo esperan las ayudas para restaurar sus techos y las paredes caídas.