Naciones Unidas hizo un llamado de atención al Estado colombiano para que cumpla a cabalidad sus funciones relacionadas con la protección de los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

Según el pronunciamiento oficial esta amenaza requiere un enfoque preventivo.

Lo importante es prevenir los asesinatos, ataques y amenazas contra defensoras y defensores de derechos humanos, lideresas y líderes sociales, se trate de 10, 20 o más de 100 casos”.

Juliette de Rivero, representante en Colombia de la alta comisionada para los Derechos Humanos Michell Bachelet aseguró que:

Cada amenaza, ataque y asesinato contra los defensores  tiene como objetivo acallar su labor y esto cercena la democracia y el Estado de Derecho”.

Claramente, lo importante acá no son las cifras. Sería un error creer, frente a lo que está ocurriendo en el país, que el objetivo principal es acordar cifras” dijo la funcionaria de la ONU en respuesta a la decisión del Gobierno y los entes de control de unificar en la Fiscalía las cifras sobre estos ataques violentos.

Publicidad

También aseguró que “estas violaciones a los Derechos Humanos ocurren en un contexto de incremento de la violencia en varios territorios del país” en los que el Estado “tiene que redoblar esfuerzos para cumplir con su obligación de garantizar el ejercicio de la defensa de los derechos humanos y proteger a las personas”.

Según la ONU, “Colombia tiene los recursos y herramientas necesarias para hacer frente a esta violencia y prevenir eficazmente las violaciones contra defensores y defensoras líderes y lideresas sociales siempre que se adopte el enfoque acertado”.

La ONU pide desmantelar los grupos violentos y “poner en marcha una verdadera reforma rural integral para crear alternativas durables a las economías ilícitas y garantizar los derechos económicos y sociales de la población”.

Estos dos puntos están contemplados en el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las Farc en 2016.