2.575 kilogramos de cocaína iban a bordo de una avioneta tipo jet con matrícula falsa. El alucinógeno fue incautado por las autoridades colombianas y guatemaltecas.

En un control de la Fuerza Aérea se detectó que en territorio de La Guajira se desplazaba la avioneta proveniente de Suramérica con rumbo al norte. Los uniformados procedieron a interceptarla y seguirla por monitores hasta que ingresó a espacio aéreo guatemalteco.

Esta aeronave fue neutralizada en tierra, después de aterrizar en una pista ilegal en el área de San Andrés, Petén. En el lugar los narcotraficantes pretendían impedir que las autoridades se acercaran a la aeronave, por lo que se presentaron algunos enfrentamientos armados con el Ejército de ese país.

En la operación fueron capturadas seis personas, una de nacionalidad guatemalteca, cuatro mexicanos y un costarricense, también se incautaron varios vehículos y aparatos electrónicos.