Aparte de desmentir la supuesta renuncia al cargo, la vicepresidenta Francia Márquez, habló del escándalo de los elementos para las casas privado del Estado.

La Vicepresidenta dijo que no hizo pedidos grandes ni exorbitantes, mencionó que le informaron que las casas debían estar amobladas y organizadas de la mejor manera, ya que pueden tener visitas internacionales.

En contexto: Presidente Petro cuestiona al BanRepública: no está de acuerdo con subir tasas de interés para contener inflación 

Sin embargo, Márquez afirma que lo primero que revisó para hacer la solicitud de compra para la casa fueron las habitaciones de las mujeres que hacen parte del equipo de limpieza de este lugar.

“Yo no me dedique a hacer pedidos grandes, tampoco de los plumones, yo soy ambientalista, yo fui a mirar las habitaciones de las mujeres que trabajan aquí”, confirmó la Vicepresidenta.

Aseguró que encontró camas muy pequeñas en las cuales “uno no se puede ni dar la vuelta”; y que para cambiar esta situación pidió tres camas, más grandes que en las que estaba durmiendo estas mujeres.

“Hablan de valor, pero no de la importancia, de lo que eso significa, los tendidos de ellas son del mismo tendido que tengo yo”, resaltó Francia después de hablar de la situación que ella misma vivió como “empleada del servicio doméstico”.

Al finalizar, confirmó que si bien hay gastos necesarios, el Gobierno no puede tener gastos exorbitantes.