La Procuraduría General de la Nación le recordó a los funcionarios públicos que las decisiones de la justicia son para acatarlas y no para atacarlas.

“Ningún servidor público está habilitado para promover o alentar su incumplimiento”, expresó en un comunicado el Ministerio Público.

Además, en la misiva recuerda que la confrontación debe darse dentro de los mismos procesos judiciales.

Sobre el caso del senador y expresidente Uribe, la Procuraduría sostuvo que es la entidad encargada de velar por las garantías procesales de los ciudadanos que sean investigados.

“La Procuraduría General (…) continuará ejerciendo su labor de vigilancia dentro del proceso penal que se adelanta en contra del senador Álvaro Uribe Vélez”, puntualizó.