El representante David Racero del Pacto Histórico, quien será el nuevo presidente de la Cámara de Representantes, anunció que solicitará al Gobierno la revisión de los contratos de camionetas blindadas de los congresistas.

Racero señaló que “las camionetas blindadas deberían ser para aquellos líderes sociales amenazados asesinados en los territorios y no como Uber personal utilizado para hacer mandados”.

Le puede interesar: “Póngase el camuflado y le prometo que entrego su cuerpo a su familia”: crudo relato de cabo (r) ante la JEP

El futuro presidente de la Cámara dijo además que “hay que revisar los costos de celulares, los costos innecesarios”.

Agregó que es el congresista quien “debería pagarse sus propios gastos como cualquier trabajador”.

Y en este sentido afirmó que “al Congreso “venimos a dar ejemplo y no vergüenza”.

Cabe señalar que los contratos de camionetas blindadas de tan solo los representantes a la Cámara podrían ascender a los 3 mil millones de pesos.

Racero, en la legislatura pasada, entregó sus camionetas y planea hacerlo en esta nueva legislatura que inicia.

Garantías y trabajo

El representante del Pacto Histórico fue enfático en señalar que en su presidencia habrá garantías para la oposición, que hasta el momento solo ha anunciado de forma oficial el partido Centro Democrático.

Racero resaltó que desde la Cámara se trabajará arduamente por sacar adelante las reformas clave para el nuevo Gobierno como la tributaria, agraria, de salud; entre otras.