La primera dama de la nación, María Juliana Ruiz, aseguró en su intervención virtual en el 49º periodo de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, organizado por Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que garantizar y fortalecer la seguridad alimentaria en Colombia ha sido una prioridad.

‘Garantizar y fortalecer la seguridad alimentaria y la nutrición, ha sido para Colombia una causa nacional priorizada en los últimos tres años, enmarcada en la responsabilidad que nos impone la Agenda 2030 en la década de acción y que, además, nos ha revelado como urgente la pandemia’, afirmó.

 

Te puede interesar: Contraloría investigará contratos que tiene Centros Poblados desde 2014

 

Durante su intervención virtual, la primera dama resaltó la hoja de ruta que sigue el país y las acciones concretas que se han llevado a cabo para avanzar hacia sistemas alimentarios equitativos, saludables, sostenibles y resilientes, partiendo del curso de vida de los ciudadanos, impactando en la nutrición desde la gestación hasta la juventud.

Entre las acciones implementadas en el país se encuentran la Gran Alianza por la Nutrición, el acompañamiento de la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN), e iniciativas como Innovación para la Nutrición, que promueven activamente la lucha contra la malnutrición en Colombia, América Latina y el Caribe.

 

Te puede interesar: En Bogotá, científicos investigan creación de tejidos biosintéticos de piel y hueso

 

“Bajo este liderazgo, se ha priorizado la lactancia materna y el inicio adecuado de la alimentación complementaria, a través de la implementación del Plan Decenal de Lactancia Materna y Alimentación Complementaria 2021-2030, siendo estos, factores protectores iniciales del estado nutricional y de la situación climática”, puntualizó.

Durante el evento, el secretario General de la ONU, António Guterres, afirmó que la pandemia por el covid-19 ha multiplicado el desafío del hambre y la desnutrición en el mundo, pues en 2020, ‘811 millones de personas pasaron hambre, un aumento del 20% y cerca de 3.000 millones de personas, casi la mitad de la humanidad, no pueden tener una dieta saludable’.