El Consejo Superior de la Judicatura acordó que a partir de este 1 de septiembre todos los despachos judiciales del país deben regresar gradualmente a la presencialidad, con alternancia, aforos controlados y protocolos de bioseguridad.

Si restaurantes, gastrobares y todos los centros comerciales se han reactivado, la Rama Judicial también debe hacer ese proceso de reactivación“, expresó la presidenta del Consejo Superior de la Judicatura Gloria López.

 

Te puede interesar: Fuertes críticas de la presidenta del Consejo de Estado sobre las cargas impuestas a los jueces

 

Los sindicatos de la Rama Judicial rechazaron la reapertura. “Estamos sorprendidos y confundidos pues mientras el gobierno amplía el decreto de emergencia sanitaria hasta el mes de noviembre y la Judicatura corre a manifestar que va a abrir los juzgados. No hay baños, hay hacinamiento, hay congestión“, advirtió Fredy Machado, presidente de Asonal Judicial.

Hay poblaciones lejanas y ciudades intermedias donde no estaban abiertos los despachos. Ya con esta disposición es garantizar que 1 o 2 personas de esas sedes atenderán a los usuarios“, agregó la magistrada López.

Cada sede judicial tendrá sus propias reglas para el reingreso. La decisión tuvo en cuenta que el 88% de los funcionarios de la Rama Judicial ya cuentan con el esquema completo de vacunación.

 

Mira también: JEP acepta sometimiento de la exsenadora Zulema Jattin

 

Las audiencias se continuarán realizando preferiblemente de manera virtual.

Habrá audiencias presenciales dependiendo de las circunstancias de cada proceso, en especial en los juicios orales del sistema Penal Acusatorio.

Abogados e intervinientes y público en general deberán cumplir con protocolos de bioseguridad.