La Gobernación de Cundinamarca impuso la medida de cierre temporal total a un establecimiento farmacéutico minorista del municipio de Chía, tras una visita realizada por la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud Departamental.

Esta decisión se tomó debido al incumplimiento de las condiciones técnicas y sanitarias verificadas en el sitio durante la diligencia, que concluyó también con el decomiso de 27.452 unidades de productos farmacéuticos.

 

Le puede interesar: Hallan en un avión la “cápsula del tiempo” que dejó un piloto al inicio de la pandemia

Publicidad

 

El balance de la diligencia registró la incautación de 17.683 productos sin registro sanitario; 5.328 unidades de productos marcados con la leyenda de ‘uso institucional’, los cuales están destinados exclusivamente a la seguridad social pero que se estaban comercializando en el lugar.

Entre los productos farmacéuticos decomisados se destacan 22.907 dispositivos médicos alterados y fraudulentos; 500 unidades de medicamentos alterados y fraudulentos; y 2.732 reactivos de diagnóstico alterados. Entre las presuntas irregularidades detectadas en los productos, se destacan las siguientes:

 

Vea también: “Quería que sufriera buscándolas de por vida”: dolorosa carta de la mamá de niñas asesinadas por su padre

 

La Secretaria de Salud de Cundinamarca recomienda a la ciudadanía que al momento de adquirir sus medicamentos y dispositivos médicos tenga presentes las siguientes recomendaciones:

▪ Acuda siempre a establecimientos farmacéuticos de reconocida trayectoria y credibilidad.

▪ Revise que el medicamento y/o dispositivo médico que le dispensan es el mismo solicitado en composición y presentación.

▪ Revise que la caja y/o etiqueta y/o empaque del producto esté limpia(o). La caja debe tener buen aspecto, no debe estar aplastada ni arrugada; observe que la etiqueta esté bien pegada, derecha, sin borrones, sin rótulos sobrepuestos que oculten información, sin enmendaduras. Los empaques de los dispositivos médicos deben estar íntegros, sin perforaciones ni deterioro.

▪ Revise que el número de lote y la fecha de vencimiento estén impresas en las cajas, etiquetas y/o blisters.

▪ Verifique que el producto no tenga fecha de vencimiento expirada.

▪ Revise que el producto no esté marcado con leyendas o etiquetas de USO INSTITUCIONAL o MUESTRA MÉDICA.

▪ Verifique que tenga impreso el Registro Sanitario del Invima.

▪ Si se trata de un producto que requiere almacenamiento bajo refrigeración, fíjese que esté conservado en nevera y cuando lo reciba tóquelo para comprobar que se encuentre bien frío.

▪ Tenga especial cuidado con los medicamentos cuyo precio es mucho más bajo del que habitualmente adquiere o del que le ofrecen en otros establecimientos similares.

▪ Por último, destruya totalmente las cajas y etiquetas de los productos que ha consumido y utilice los PUNTOS AZULES ubicados en droguerías para desechar los medicamentos vencidos o parcialmente consumidos que tiene en su vivienda.