La Fiscalía presentó un escrito de acusación contra el gobernador del departamento de Chocó, Ariel Palacios, por presuntas irregularidades en contratos para la pandemia del COVID-19.

Los hechos investigados tienen relación con un contrato firmado el 15 de abril del año pasado, con la Fundación Chocó Saludable, para realizar jornadas de salud y mitigar el impacto de la pandemia en 27 municipios.

 

Publicidad

 

El contrato ascendió a unos 2.000 millones de pesos y contemplaba ciclos educativos en comunidades afros, indígenas y gitanas, así como planes de comunicación y difusión.

La celebración del citado contrato habría vulnerado decretos y resoluciones que establecen los parámetros de contratación, en virtud de la coyuntura por el COVID-19“, dijo la Fiscalía.

 

 

Durante el proceso de selección no se invitó instituciones públicas de prestación de servicios de salud y sí a entidades de otra región que no tenían las competencias, perfil, experiencia, condiciones técnicas y operativas.

El escrito de acusación contra Palacios fue presentado ante la Corte Suprema de Justicia por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación en la modalidad de tentativa.

 

 

En junio, la Contraloría abrió procesos de responsabilidad fiscal contra otros gobernadores, los de Tolima y Guainía, y al alcalde de Cartagena, por millonarios sobrecostos en contratos COVID-19.