La Fiscalía presentó un escrito de acusación contra el gobernador del departamento de Chocó, Ariel Palacios, por presuntas irregularidades en contratos para la pandemia del COVID-19.

Los hechos investigados tienen relación con un contrato firmado el 15 de abril del año pasado, con la Fundación Chocó Saludable, para realizar jornadas de salud y mitigar el impacto de la pandemia en 27 municipios.

 

 

El contrato ascendió a unos 2.000 millones de pesos y contemplaba ciclos educativos en comunidades afros, indígenas y gitanas, así como planes de comunicación y difusión.

La celebración del citado contrato habría vulnerado decretos y resoluciones que establecen los parámetros de contratación, en virtud de la coyuntura por el COVID-19“, dijo la Fiscalía.

 

 

Durante el proceso de selección no se invitó instituciones públicas de prestación de servicios de salud y sí a entidades de otra región que no tenían las competencias, perfil, experiencia, condiciones técnicas y operativas.

Publicidad

El escrito de acusación contra Palacios fue presentado ante la Corte Suprema de Justicia por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación en la modalidad de tentativa.

 

 

En junio, la Contraloría abrió procesos de responsabilidad fiscal contra otros gobernadores, los de Tolima y Guainía, y al alcalde de Cartagena, por millonarios sobrecostos en contratos COVID-19.