El gobernador de Cundinamarca Nicolás García Bustos, hizo un balance de la jornada de Paro Nacional en el que se han registrado afectaciones viales en los municipios de Pacho, El Rosal, Viotá, Zipaquirá, Sesquilé, Simijaca, Cáqueza, Sibaté, Facatativá, Mosquera, Gachancipá, Tocancipá, Soacha, Tena, Quipile, Ubaté y La Calera que han impedido la movilidad de los vehículos que transportan alimentos e insumos médicos.

“Hacemos un llamado a todas las personas que se están manifestando bloqueando las vías de nuestro departamento. Estamos muy cerca de generar un problema de abastecimiento de alimentos, no solo para nuestra región sino, también para Bogotá. Tenemos más de 450 mil litros de leche que no han podido entregar los pequeños y medianos productores a las grandes empresas. Esa leche no se la van a pagar, esa leche la van a perder”, sostuvo el gobernador.

 

Le puede interesar: MinAgricultura pide no bloquear paso de alimentos en medio del paro nacional

 

Adicionalmente, se refirió a las dificultades presentadas para transportar las vacunas contra el COVID-19 y seguir adelantando el Plan Nacional de Vacunación en el departamento.

“Necesitamos que dentro de las mesas de diálogo y de concertación quede claro que se debe garantizar el derecho a la vida de quienes esperan una vacuna, de quienes esperan el oxígeno en los hospitales y, especialmente, de esos pequeños productores, de los campesinos de Cundinamarca que no han podido sacar lo que cosechan, lo que producen y que están en este momento atravesando una difícil situación”, aseguró el gobernador.

Publicidad

 

Vea también: Soacha decreta toque de queda para menores del 3 al 7 de mayo