El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, anunció que demandará a EPM por el uso de polígrafo a funcionarios, ante la contingencia de Hidroituango. 

A través de una carta al alcalde de Medellín como presidente de la Junta Directiva de EPM, Pérez le expresó su indignación.

“Ordenó ponerle el polígrafo a todos los directivos, o a un número alto de directivos de EPM que llevan 15, 20 y hasta 30 años construyendo la empresa”, indicó Pérez Gutiérrez.

El gobernador afirma que él, la Contraloría y algunos concejales hacen parte de una lista negra que manejan las directivas de EPM y anunció denuncias contra la junta directiva y la gerencia de la compañía.

«Podría estar cometiendo un delito de atentar contra el buen nombre, atentar contra la intimidad, además de un superior».

El gobernador de Antioquia finalmente, expresó su extrañeza ante la posibilidad que EPM planee pagar a los contratistas de Hidroituango 76.000 millones de pesos como comisión de éxito por la obra que debía entregarse en noviembre y que tendrá un retraso de por lo menos tres años.