El gobernador de Nariño, Camilo Romero, rechazó el uso del glifosato por medio de la aspersión en ese territorio, afirma que ese método podría causar graves afectaciones a la naturaleza y a los campesinos.

El gobernando del departamento de Nariño dio su punto de vista contra la posibilidad que hay de volver a la fumigación con glifosato a los cultivos ilícitos en el país.  

“Para acabar lo que se requiere es presencia integral del Estado en el territorio, es decir que responsa el Estado, que no quede a merced de un territorio de quienes valoraron ese territorio, esto es muy difícil de reconocerlo”, indicó Romero.

El gobernador afirma que la problemática es mundial.

“¿Cómo enfrentamos a la delincuencia y a la criminalidad para ganar desde la democracia y la institucionalidad; y el segundo, es que el problema aquí es superior, no le pidan al alcalde de Cumbitara o al alcalde de La Tola en Nariño, que resuelvan el problema del narcotráfico que es global, que es de todos. Aquí debe de haber corresponsabilidad, qué difícil es comprender como la sociedad norteamericana en la vida real lo que pide es coca y más coca”, añadió.

Romero rechaza la aspersión de glifosato en territorio nariñense y brinda una solución.

“Nosotros no nos oponemos por oponernos, sino porque hace daño el glifosato, porque no es efectivo, porque es más costoso y le quiero decir de una vez por todas, la solución es la sustitución de cultivos de uso ilícito”, finalizó.

Publicidad

El gobernador también afirmó que se necesita cumplir el acuerdo de paz en el tema de sustitución de cultivos.

Stic Luengas