A través de un decreto legislativo, el Gobierno adoptó una medida especial. Consiste en un apoyo económico para la población desmovilizada activa en proceso de reintegración que no recibe ayudas económicas.

Las 3.193 personas desmovilizadas que ya cumplieron con los términos establecidos por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, recibirán durante tres meses, 160 mil pesos. 

Según Andrés Stapper Segrera, director general de la ARN, “la medida otorgada tiene como propósito mitigar los efectos negativos en los ingresos económicos de esta población durante el tiempo de aislamiento preventivo obligatorio”.

Esta población que cumple con el proceso de reintegración, no recibe ningún apoyo económico por superar el término máximo para el otorgamiento de estos beneficios, oscila entre 30 o 78 meses, y por haber recibido el beneficio de inserción económica por única vez.

El Gobierno ha atendido a 65.788 personas que salieron de los grupos armados al margen de la ley durante los años 2003 y 2019.

En el caso de los exintegrantes de las Farc-Ep en proceso de reincorporación, continúan recibiendo la asignación mensual del 90 % de un salario mínimo legal vigente durante la emergencia sanitaria.

5.602 personas están activos en el proceso de reintegración y cerca de 2.500 son beneficiados por el apoyo económico a la reintegración.