El consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila hizo un balance «muy positivo» de la reunión de este viernes entre el presidente Iván Duque, y una delegación del partido FARC que reclama más seguridad tras el asesinato de 237 exguerrilleros desde la firma del acuerdo de paz en 2016.

«Creo que el balance es muy positivo de todo el evento», indicó Archila al referirse al encuentro que tuvo lugar esta mañana en la Casa de Nariño.

Además del mandatario y de Archila, en la reunión estuvieron nueve líderes de los exguerrilleros, entre ellos Pastor Alape Lascarro y Rodrigo Granda.

Centenares de excombatientes de las Farc llegaron a Bogotá la semana pasada para exigir al Gobierno más protección luego del asesinato, el pasado 16 de octubre en Mesetas (Meta), de Juan de Jesús Monroy, un desmovilizado que lideró la reincorporación en esa región, y de su escolta, Luis Alexander Largo.

Los exguerrilleros del ahora partido FARC procedían de los 24 antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) ubicados en diferentes partes del país, a donde comenzaron a regresar el miércoles luego de la llamada peregrinación «Por la vida y por la paz».

Publicidad

«Es una peregrinación que hicieron por el valor de la vida, que es un valor que compartimos. Nosotros los acompañamos todo el tiempo», sostuvo Archila.

El funcionario quien se reunió el pasado miércoles con ellos, fijaron compromisos y una agenda de trabajo para avanzar en asuntos como seguridad para los excombatientes, tierras e implementación del acuerdo de paz.

«Llegamos a una agenda en que ellos de una manera gallarda hicieron reconocimiento de los avances que ha habido en todos los temas y acordamos (…) enfatizar en algunos, particularmente el tema de tierras para vivienda y proyectos productivos, el tema de seguridad y el tema de no violencia en ninguna de las instancias del país», detalló Archila.