El Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones cambió la regulación de la conexión y velocidad de la banda ancha de Internet en el país.

Actualmente, la conexión que se consideraba de banda ancha era aquella que fuera superior a un megabyte de velocidad.

La actualización de la regulación la aumenta a que sea considerada a partir de las 25 megabytes de velocidad de descarga y cinco megabytes de subida.

La medida busca mejorar la conectividad de los hogares a la red.