El gobierno de Chile concretó la expulsión de 21 colombianos condenados por la Justicia por diversos delitos cometidos en el país austral.

Se trata de 19 hombres y dos mujeres, de los que 14 fueron condenados por narcotráfico, dos por homicidio y los restantes por delitos de robo con intimidación o con violencia, dijo Mijail Bonito, asesor jurídico de Migración del Ministerio del Interior chileno.

14 de los expulsados fueron embarcados en un avión de transporte de la Fuerza Aérea de Chile que despegó de una base militar de Santiago, y cuyo plan de vuelo prevé una escala en la norteña la ciudad de Iquique, donde se agregarán otros siete, para después seguir hasta Bogotá.

Junto a los expulsados viajaron 28 oficiales de la Policía de Investigaciones.

La medida se enmarca en la política migratoria implementada por el gobierno de Sebastián Piñera, y que incluye además medidas como el regreso humanitario de haitianos a su país de origen y un programa para regularizar la permanencia de extranjeros en el país.

En total, 2049 personas fueron expulsadas de territorio chileno durante el 2018, según cifras del Ministerio del Interior y Seguridad Pública.

De ese total, 1748 expulsiones han respondido a órdenes judiciales, mientras que otras 301 son administrativas.