La Cancillería, en nombre del Gobierno nacional, rechazó las afirmaciones que desde Venezuela se han realizado, las cuales culpan a Colombia de supuestos hechos de desestabilización.

“Más bien se constituyen en intentos por desviar la atención respecto de los verdaderos problemas que vive el pueblo de Venezuela, mediante la acostumbrada estrategia de ese régimen ilegítimo de buscar debates y distractores externos en momentos de crisis interna”, dijo en un comunicado la Cancillería.

La entidad también aseguró que se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno nacional en una trama especulativa.

“Colombia rechaza las declaraciones del vocero del régimen dictatorial, Néstor Reverol, sobre un supuesto intento de invasión por vía marítima de un grupo de mercenarios terroristas procedente de Colombia, que intentaron ingresar en lanchas rápidas por las costas del Estado La Guaira”.

Finalmente, el Gobierno colombiano hizo un llamado a la comunidad internacional para rechazar este tipo de acusaciones.