El Gobierno expidió un decreto que adopta una serie de medidas especiales en materia laboral al amparo de la emergencia económica.

Se permite la flexibilización de horarios de trabajo, se autoriza el aplazamiento del pago de la prima semestral con mutuo acuerdo y se da vía libre para que el subsidio de transporte se convierta en auxilio de conectividad que facilite el teletrabajo.

En el Decreto 770 el Gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo autorizó modificaciones en el régimen laboral en favor de las empresas que se han visto golpeadas por la emergencia sanitaria del coronavirus.

El objetivo es aliviar la carga que están asumiendo las empresas para mantener la planta de trabajadores pese a que se redujo en más de un 80 % el nivel de sus ingresos.