El Ministerio de Trabajo derogó el decreto 583 de 2016 que establecía los lineamientos para la inspección, vigilancia y control sobre tercerización laboral para todas las modalidades de vinculación diferentes a la contratación directa del trabajador.

La decisión fue adoptada en cumplimiento de un fallo proferido por el Consejo de Estado.

El presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, señaló que el decreto no era el problema porque con o sin este los trabajadores son contratados bajo pésimas condiciones laborales actualmente.

“Los trabajadores están siendo contratados bajo contratos basura, como nosotros los llamamos, porque son contratos de prestación de servicios que no reconocen prestaciones laborales ni vacaciones. El problema no era el decreto, sino la forma como se viene contratando”, indicó el dirigente sindical.