El Gobierno descartó este miércoles la propuesta de cese el fuego bilateral por 90 días que hizo el ELN porque no está acompañada de la manifestación de dejar de reclutar menores, de liberar a todos los secuestrados y abandonar esos delitos.

Así lo aseguró el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, al responder el ofrecimiento hecho ayer en un comunicado por el ELN al presidente Iván Duque, de pactar un cese al fuego bilateral por 90 días, en atención al llamado que hicieron el Consejo de Seguridad de la ONU y el papa Francisco por la pandemia del coronavirus.

«Esta manifestación que hace el ELN no está acompañada en el comunicado que ellos hacen público de una voluntad de dejar esas acciones criminales», indicó Ceballos en una rueda de prensa en la que explicó un decreto gubernamental para permitir el sometimiento individual a la Justicia de miembros de bandas armadas.

Las últimas negociaciones de paz entre el Gobierno y el ELN comenzaron en febrero de 2017 en Ecuador, y en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana donde la quinta ronda de conversaciones concluyó sin avances a principios de agosto de ese año.

Miguel Ceballos insistió en que si el ELN no deja sus acciones criminales contra la población civil «no hay una verdadera voluntad de paz en el concepto del Gobierno nacional».

El alto comisionado resaltó que Duque manifestó en redes sociales que su «Gobierno nunca dejará de cumplir el deber constitucional de enfrentar la criminalidad en todo el territorio. El ELN es un grupo terrorista que ha flagelado con barbarie el país por décadas. Colombia les exige que liberen los secuestrados y pongan fin a sus actos criminales. No hay espacio a nada distinto al cumplimiento de las condiciones establecidas por el señor presidente frente al ELN de entregar a todos los secuestrados, dejar para siempre el secuestro, y cesar inmediatamente las acciones criminales».

Ceballos insistió en que la propuesta de cese bilateral al fuego es incompleta «si no tiene también un anuncio del cese de las acciones criminales».

Publicidad

Al mismo tiempo recordó que la guerrilla del ELN ha venido hablando de «explorar caminos de paz» desde hace varios años, pero aseguró que el país y el mundo esperan más.

Frente a esto, recalcó que «no habrá espacios para el diálogo si no hay una decisión clara del ELN de ofrecer una genuina y permanente paz para los colombianos».

Finalmente criticó que el ELN haya anunciado un fuego «unilateral activo» entre el 1 y el 30 de abril como «gesto humanitario» por la pandemia del coronavirus, pese a lo cual esa guerrilla siguió delinquiendo, poniendo minas antipersona y secuestrando.