Una revolución social se ha hecho desde el Sistema de Seguridad Social en Salud para la atención de la pandemia, desde donde se han dispuesto billonarios recursos para garantizar no sólo la atención en salud, sino también la afiliación, la disponibilidad de cama de unidades de cuidados intensivos, entre otros beneficios.

“En la actual pandemia, el Gobierno nacional ha irrigado recursos adicionales a la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y los presupuestos máximos”, señaló María Andrea Godoy Casadiego, viceministra de Protección Social.

Podría leer: Asesinan a un ciudadano que hacía fila en centro de votación en Venezuela

Añadió que el año pasado con los aislamientos, se vivenció una baja en los servicios de salud por parte de las personas.

Los aislamientos hicieron que siniestrabilidades que se daban por los accidentes de tránsito, por lesiones que tenían las personas, infecciones o picos respiratorios, no se produjeran, y al no producirse hubo unos ahorros en el sistema de salud en cuanto al costo.

Conozca más: Ecuador y Colombia reabrirán frontera terrestre el 1 de diciembre

Ese ahorro fue el que permitió garantizar el valor que costó el covid-19 durante el 2020, de aproximadamente 3,1 billones de pesos.

En el 2021, ya las personas están acudiendo nuevamente a los servicios de salud y, por ende, los mecanismos de financiación como la UPC y los presupuestos máximos se están consumiendo en servicios que no son de covid-19.

Lea también: Niña de 7 años muere luego de que los médicos la enviaran a casa con una ‘migraña’

“Por eso, el Gobierno se ve en la necesidad de apoyar esos recursos con recursos adicionales para efectos de poder seguir garantizando los servicios del covid-19, que en este momento suma 2.8 billones en lo que va corrido del año“, expuso la viceministra.

Adicionalmente, el Gobierno nacional en la pandemia a través del SGSSS ha destinado otro tipo de recursos para poder crecer en la infraestructura de cuidados intensivos con cerca de 2.2 billones de pesos, pero adicionalmente ha fortalecido toda la red de laboratorios públicos con cerca de 60 mil millones de pesos.

Lea más: Miguel Ceballos deja su candidatura a la Presidencia y se suma a David Barguil

Por otra parte, ha dado una serie de recursos a los usuarios del régimen subsidiado que tienen que aislarse cuando presentan un diagnóstico positivo del covid-19. En tal escenario, no pueden salir a trabajar y conseguir los recursos para su manutención.

“Es por esto por lo que se les está dando un beneficio a estos usuarios del régimen subsidiado en dinero, para efectos de poder cubrir y sostenerse en esos momentos en que tienen que hacer un aislamiento”, explicó Godoy, añadiendo que en este momento hay 222 mil familias que se han beneficiado con 46 mil millones de pesos en subsidios.

Quizás le interese: “Ni Hugo Chávez se atrevió a tanto”: David Barguil sobre propuesta de Petro

También se les ha ayudado a las IPS para que puedan mantener las UCI disponibles para efectos de poder atender todos los eventos que se requieren de cuidados intensivos como tal. Además, se les han dado auxilios que los han ayudado en el pago de las nóminas de los equipos humanos que están destinados a la atención de UCI. “Han sido 363 IPS que han recibido alrededor de 450 mil millones de pesos”, indicó la alta funcionaria.

“Ellos han sacrificado sus vidas con el fin de atender a todos los colombianos y el Gobierno nacional, les ha dado un reconocimiento económico por una única vez que ha cubierto a 259 mil profesionales que han atendido en primera línea toda la pandemia“, presentó la viceministra.

Conozca más: Ejecutan a un hombre que mató a su esposa y violó a su hija mientras la madre agonizaba

Así mismo las personas que han estado afiliadas al régimen contributivo y que por la inactividad económica no pudieron seguir cotizando durante la pandemia, han seguido recibiendo los servicios de salud, -no han sido suspendidos porque el Gobierno ha subvencionado todo el valor de la UPC-.

Cerca de 2.8 billones de pesos ha costado el mantenimiento de dos millones de afiliados al sistema que no pudieron seguir cotizando por la inactividad económica.

“Como ven, el SGSSS es muy exigente en recursos”, dijo Godoy, y puntualizó en que por eso es necesario proteger la institucionalidad del sistema. “Hay que trabajar en los temas de calidad de acceso efectivo, pero lo que el sistema ha logrado en Colombia es una revolución social“, concluyó.