El Comité Nacional de Paro (CNP), conformado por sindicatos y centrales obreras, acusó al Gobierno de “no querer negociar” ni “brindar garantías” para el paro nacional que inició el 28 de abril y que deja al menos 40 muertos.

Así lo aseguró en un comunicado el CNP tras una reunión con la que se busca instalar la mesa de negociaciones para superar la crisis que vive el país con el equipo del Gobierno del presidente Iván Duque, cuyo vocero, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, dijo que se ha “avanzando en la garantía de la movilización pacífica“.

El Gobierno Nacional no reconoce la gravedad y la dimensión de la violencia estatal contra los manifestantes. No reconoce los casos que han denunciado las organizaciones de derechos humanos“, dijo el CNP, que convocó para el miércoles una nueva jornada de paro nacional.

 

 

Las protestas contra la ya retirada reforma tributaria del Gobierno, también exigen, entre otros temas, el cese de la brutalidad policial a la que organizaciones sociales como Temblores responsabilizan de 39 homicidios.

Igualmente claman por el retiro del proyecto de la reforma a la salud, que contempla privatizaciones; el fortalecimiento de una masiva vacunación, y renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

Como facilitadores de la negociación están la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) con monseñor Héctor Fabio Henao; el jefe de la misión de verificación de la ONU, Carlos Ruiz Massieu, y la jefe en Colombia de la oficina de Alta Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Juliette de Rivero.

 

 

¿Violencia policial mientras se negocia?

 

El Comité Nacional de Paro aseguró que la “verdadera respuesta” que recibió del Gobierno a las peticiones que hizo para iniciar las negociaciones fue la “brutal violencia policial desatada desde anoche (domingo)” en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca, donde murió una persona y al menos 22 resultaron heridas.

Los disturbios en ese municipio, comenzaron anoche, según las autoridades locales, cuando algunas personas trataron de vandalizar una estación de la Policía, lo que provocó enfrentamientos entre ciudadanos y derivó en la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

 

 

Incluso fue reportada una explosión cerca de la sede de la petrolera estatal Ecopetrol, sin que se reporten heridos ni muertos hasta el momento.

Quiero exigirle al Gobierno Nacional que detenga esta situación de violencia y agresión contra mi comunidad, contra mi municipio. Nosotros los yumbeños somos gente de paz, trabajadora. Agradezco a los organismos internacionales que han llegado a Yumbo para garantizar la libre expresión en la protesta“, manifestó el alcalde de Yumbo, Jhon Jairo Santamaría, en una declaración.

 

Peticiones del Gobierno

 

Así como el CNP hizo peticiones para negociar, el Gobierno le presentó a los representantes de ese organismo algunas solicitudes, como que condenen públicamente “los bloqueos y el uso de la violencia en las manifestaciones“.

También hemos entregado una solicitud concreta a los organismos de control para que sigan acompañando este proceso“, dijo Ceballos.

 

 

Además, detalló que los diálogos continuarán y que la próxima reunión para buscar la instalación de una mesa de negociaciones será el 20 de mayo.

La voluntad del Gobierno es la garantía del derecho a la manifestación para todos los colombianos (…) Estamos seguros que hay buena voluntad para seguir avanzando“, afirmó el alto funcionario.