La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, instalará la mesa de diálogo junto a la ONIC en medio de la minga indígena que se desarrolla en el Valle del Cauca en busca de una concertación para levantar la protesta.

«Por instrucción del presidente Iván Duque, allí en la Delfina hay una minga pacífica que no tiene ilegalidad y generaremos una agenda de trabajo que arranca desde hoy mismo y esperamos que el martes se llegue a una concertación», sostuvo Gutiérrez.

Se espera que con esta reunión se desbloqueen los diálogos en Mandivá, municipio de Santander de Quilichao y logren un gran acuerdo junto a todas las organizaciones étnicas del país.

«El presidente ha estado dispuesto a revisar la situación integral de todos los pueblos indígenas del país y lo ideal es que haya concertación con las diferentes organizaciones para hacer un conversatorio amplio del Estado colombiano”, agregó la jefa de la cartera del Interior.

Entretanto, la comunidad indígena de Risaralda, Chocó, Quindío, Antioquia y Valle, espera lograr reactivar la mesa técnica en el Cauca y conocer en esta zona del país la inversión que recibirán en el Plan Nacional de Desarrollo.

«Necesitamos especialmente al presidente, si él no quiere que nosotros hagamos las vías de hecho entonces por favor atiéndanos, así vamos a estar en asamblea permanente», indicó William Nayasa, consejero mayor del CRIC de Risaralda.

El punto de la discordia continúa siendo el bloqueo sobre la vía Panamericana, pues los indígenas han solicitado que se dialogue en El Pital, zona rural de Mondomo, mientras que el Gobierno dice que no accederá donde existan vías de hecho. La ministra Gutiérrez también confirmó que en las últimas horas se presentó un atentado contra una Estación de Policía en Jambaló, Cauca, donde por fortuna no hubo heridos.