El Ministerio de Justicia expidió el decreto 694 de 2018, a través del cual se establecen los parámetros para poder realizar el bloqueo de equipos móviles y electrónicos en los centros carcelarios del país, que estén siendo utilizados para la “comisión de delitos”.

El decreto tiene como objetivo contrarrestar “un fenómeno de criminalidad que ha aumentado en los últimos años, afectando de manera directa a la ciudadanía” y que “pongan en riesgo la vida, la libertad y el patrimonio de las personas al interior y exterior de tales centros de reclusión”.

El Gobierno explicó que, frente a la extorsión originada desde los centros penitenciarios, “se determinó que ésta es claramente favorecida por el uso ilegal de teléfonos móviles y equipos electrónicos al interior de los centros de reclusión penitenciaria y/o carcelaria” por lo que resulta necesario “bloquear los equipos terminales móviles que puedan estar siendo utilizados para la comisión de hechos delictivos”.

En el decreto se determina que a más tardar el 1 de mayo del presente año tanto el Inpec como la Fiscalía General de la Nación, deberán “reglamentar sus procedimientos internos para hacer efectiva la solicitud de bloqueo de los equipos terminales móviles”.

Indicó en ese punto que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC o la Fiscalía General de la Nación, según corresponda, solicitarán a los Proveedores de Redes y Servicios de Telecomunicaciones Móviles ­ PRSTM, el bloqueo de los equipos terminales móviles – ETM utilizados al interior de los establecimientos de reclusión penitenciaria y/o carcelaria para la planificación, comisión, ejecución y/o direccionamiento de delitos.