Luego de una reunión con las autoridades locales del puerto de Buenaventura, el director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez, garantizó un retorno de emergencia paras las más de 300 familias que se han tenido que desplazar por culpa de los enfrentamientos entre bandas criminales.

Este retorno busca garantizar el regreso a clases y un plan de salud para los habitantes de este municipio.

‘’A la reunión asistieron todos los estamentos del Estado incluida la Fiscalía, las Fuerzas Militares y las autoridades locales, como la Gobernación y la Alcaldía de Buenaventura, se convino iniciar un retorno de emergencia para las  familias desplazadas por la violencia’’, aseguró el director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez.

El funcionario también informó que se les garantizará un entorno seguro, brindándoles un seguimiento de opciones institucionales para los habitantes como atención en salud y planes para la inserción laboral de la población afectada.

Adicionalmente se convino una estrategia para enfrentar las alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo.