Este sábado 6 de marzo se cumplirá un año de haber sido diagnosticado el primer caso de COVID-19 en Colombia, por lo que el ministro de Salud, Fernando Ruiz, entregó un balance general de este periodo en el que se tuvo una afectación importante, como en la mayor parte de los países del mundo.

“El sistema de salud, dentro de los objetivos que nos planteamos desde el principio, ha tenido una buena respuesta en el sentido de generar su capacidad, poder establecer la atención de la población y evitar todos los efectos negativos que se hubieran podido tener si no se tomaban medidas”, afirmó el ministro.

Publicidad

Vea también: Van 239.851 vacunas aplicadas contra el COVID-19 en Colombia

Así pues, el ministro habló sobre que el crecimiento de laboratorios en el país, que pasó de tener uno a 165, se realizó crecimiento en Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), desarrollo en el concepto de bioseguridad que se generó a lo largo de todo este año y el reconocimiento que se le hizo al talento humano en salud.

Además, se trabajó en inversión en infraestructura, entre otros temas, y el proceso actual de inmunización de la población colombiana.

 

Señaló que muchos fueron los momentos difíciles que se vivieron en este último año, como el tener que declarar la cuarentena obligatoria y todo lo que eso implicó para los ciudadanos y el desarrollo del país.

“También, los momentos críticos que tuvimos por limitación de recursos para ventiladores, para adquirir elementos de protección personal, y todo lo que tuvo que ver con la negociación de los contratos para la adquisición de vacunas”, agregó el minSalud.

Le puede interesar: Asignan juzgado para que estudie solicitud de preclusión del caso Uribe

Finalmente, el ministro hizo un llamado a la ciudadanía a no bajar la guardia, especialmente en la próxima celebración de Semana Santa. Aunque el segundo pico en Colombia bajó, tanto en niveles de contagio y mortalidad.

“Ya nos demostró la temporada navideña que cualquier oportunidad que tuvimos para hacer reuniones familiares, para acercarnos, nos llevó a esta situación de mortalidad y afectación tan grande en las cuatro semanas de enero”, aseguró el ministro.