‘Saber te da poder’ será la frase que identifique la iniciativa ‘Carros más seguros’, proyecto de la sociedad civil que busca informar y crear conciencia para que los consumidores de carros, conozcan y prioricen la seguridad del vehículo al tomar la decisión de compra.

En Colombia la seguridad vial es un problema grave de salud pública. Según un informe preliminar del Instituto de Medicina Legal, entre enero y diciembre de 2019 cerca de 7.000 personas perdieron la vida en siniestros viales. Teniendo en cuenta que todas las muertes viales son evitables, Naciones Unidas en su Plan Mundial del Decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-2020) recomienda trabajar desde diferentes frentes: fortalecer instituciones y datos, mejorar la infraestructura, controlar comportamientos riesgosos, atender a las víctimas y contar con vehículos seguros que ayuden a prevenir incidentes viales y que protejan a pasajeros y usuarios vulnerables en caso de choque.

De acuerdo con cálculos realizados con base en los resultados de las pruebas de LatinNCAP (2010-2019) y la información de los modelos de vehículos nuevos más vendidos según FENALCO- ANDI 2019, en Colombia, 7 de los 10 modelos de carros nuevos más vendidos son de baja seguridad, lo cual significa que a un choque a 64 km/h sus ocupantes pueden sufrir heridas fatales. Por esta razón nace la iniciativa “Carros más seguros”, liderada por la Fundación Despacio con apoyo del Global Health Advocacy Incubator, que busca generar conciencia entre los compradores de carros sobre la falta de adecuadas condiciones de seguridad en la mayoría de los vehículos, y las consecuencias trágicas que esto trae para muchas familias cada día en el país. El objetivo final es promover que los fabricantes tomen acciones para mejorar el desempeño en seguridad de los carros en venta y que el gobierno continúe avanzando en la regulación de estos estándares a nivel nacional.

Según el director de ‘Carros más seguros’, Darío Hidalgo, “hay dos mecanismos para mejorar la seguridad de los vehículos: por una parte, los consumidores informados que exigen vehículos más seguros de acuerdo a los resultados de las pruebas de choque de Latin NCAP, y por otra, la adopción de estándares mínimos de Naciones Unidas para que todos los vehículos cumplan con requerimientos básicos de seguridad que son estándar en Europa, Estados Unidos, y otras regiones del mundo. Según el estudio del Bien Público Regional realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo-BID, en 2019, si los carros contaran con los elementos mínimos recomendados por Naciones Unidas (WP-29) se podría reducir en un 20.5% el número de víctimas, esto significa bajar de 5 a 1 el número de personas que mueren al día en siniestros con vehículos livianos en Colombia’’.

Por su parte la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, manifestó que existe desde el Gobierno nacional, el interés de adherirse al protocolo WP-29 que establece los estándares básicos de seguridad vehicular, por ello se ha venido avanzando en la actualización de la reglamentación de elementos de seguridad para vehículos y motocicletas.

A partir de 2020, entró en vigencia la Resolución 539 de 2019 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que define los elementos de seguridad que productores y vendedores de vehículos nuevos en el país deben incluir en su publicidad para información al consumidor.

De acuerdo con esta regulación es obligatorio decir si el modelo de vehículo en venta tiene o no los siguientes elementos de seguridad:

  • Sistema Antibloqueo de Frenos
  • Control Electrónico de Estabilidad
  • Alerta de Colisión Frontal & Sistema Avanzado de Frenado de Emergencia
  • Bolsas de aire
  • Sistema de Fijación Infantil – ISOFIX

Siendo un paso positivo para informar a los consumidores, esta regulación no es suficiente. Es así que Carros Más Seguros pretende ampliar la disponilbidad de información sobre seguridad vehicular para una toma de decisiones más informada por parte de los ciudadanos.