En una carta enviada por la Superintendencia de Transporte a la Procuraduría, la entidad aclara varios interrogantes sobre la liquidación de la concesionaria Ruta del Sol.

En la misiva la Superintendencia es enfática en señalar que el Gobierno no asumirá las deudas de la concesionaria tras el escándalo de sobornos de Odebrecht.

«La disolución de la sociedad y consecuente convocatoria a liquidación no implica reconocer pago alguno a favor de la concesionaria», señala la misiva.

El consorcio Ruta del Sol está integrado por Odebrecht con un 62 %, por Episol con un 33 %, y CSS Constructores con un 1 %.

La Procuraduría encendió las alarmas, dado que el Gobierno pasará a administrar los activos y pasivos de la sociedad.

«La Superintendencia no ha tomado medida alguna para realizar pagos o reconocer deudas a la concesionaria», aclara la Superintendencia.

El órgano de control aún continúa con una vigilancia al proceso de liquidación.

César Melo