Para reforzar la vigilancia y protección de recursos públicos destinados a atender la emergencia sanitaria por la Covid-19, el Gobierno expidió la Circular 10- 2020.

En esta, les pide a los jefes de control interno implementar medidas especiales y procedimientos inmediatos de verificación y seguimiento en la contratación, con la celeridad que demanda la crisis en todas las regiones del país. Además, se les solicita una vigilancia especial a nuevos contratos.

La Circular les señala la necesidad de hacer seguimiento para que las entidades identifiquen incumplimientos y responsables de procesos contractuales y establezcan correctivos y acciones de mejora.

Por otro lado, deben vigilar que las entidades habiliten canales para recibir las denuncias de la ciudadanía sobre eventuales riesgos de corrupción.

Los jefes de control deberán solicitar a la administración que establezcan la información a publicar durante todo el proceso contractual y su ejecución, así como los responsables de la actualización de la información, el medio de divulgación y el canal para recibir las denuncias o informes de la ciudadanía.

La Circular ordena igualmente a los jefes de Control Interno, informar a los entes de control las presuntas irregularidades que se identifiquen en el mal uso de los recursos destinados a atender la emergencia económica.