La tutela fue presentada ante la Corte Suprema de Justicia por el Gobierno a través de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado (ANDJE).

En ella se reclama que la magistrada de Pasto, Blanca Lidia Arellano, quien desde el 12 de febrero frenó provisionalmente la reanudación de la aspersión aérea sobre cultivos ilícitos dentro de un proceso que inició la red de Derechos Humanos del Pacífico, resuelva el asunto de fondo.

Publicidad

El Gobierno considera que además del fallo de fondo, debe producirse un pronunciamiento sobre un conflicto de competencias entre el Tribunal y un juzgado de Pasto, planteado por la magistrada y que a juicio de la Agencia de Defensa Jurídica simplemente no existe.

La tutela fue presentada ante la Corte, como superior jerárquica del Tribunal de Pasto.