NotiCentro 1 CM& conoció la estrategia que prepara el Gobierno para reactivar las fumigaciones aéreas con glifosato sobre los cultivos de coca. El plan contempla el uso de tecnología de alta precisión para garantizar la mínima afectación al medio ambiente.

La estrategia está descrita en la solicitud de modificación al plan de manejo ambiental presentada a la agencia de licencias ambientales.

Los documentos elaborados por la Policía se enfocan en garantizar la mayor precisión posible en la aplicación del glifosato.

Según ese plan, se usarán imágenes satelitales de alta precisión que permiten que el herbicida caiga únicamente en las zonas permitidas. Resaltan que el margen de error es de menos de un metro.

En los sistemas de los aviones están programadas como prohibidas las áreas de no intervención como parques naturales y resguardos indígenas.

Otra novedad en las aeronaves es la desactivación manual, que permite que los pilotos suspendan inmediatamente si ven cualquier riesgo de afectación.

La aspersión está prevista para grandes extensiones de cultivos considerados industriales.

Publicidad

La propuesta se refiere al daño tolerable, argumentando que toda actividad humana tiene impacto ambiental mínimo y justificado.

Este plan primero debe ser aprobado por la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y después discutido en el Consejo Nacional de Estupefacientes.