El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, radicó en el Congreso un proyecto de ley que busca retirar cerca de 12.000 normas obsoletas que generan caos y confusión en el ordenamiento jurídico.

Gil Botero señaló que hay normas del siglo XIX y principios del XX que resultan absurdas para nuestra época porque la sociedad se ha transformado en muchos aspectos.

“Por ejemplo, hay una ley de 1966 que prohíbe los programas periodísticos informativos en los que se imite la voz de una persona, la cual atenta claramente contra la libertad de expresión. En otro caso, hay una norma del siglo XIX que le otorgaba una pensión alimenticia a las viudas y huérfanos de líderes de la independencia u otra de 1936 que imponía responsabilidad penal a una persona por ser vago”, indicó el ministro.

El titular de la cartera de Justicia explicó que el beneficio de esta ley será el fortalecimiento de la seguridad jurídica para que las normas que queden sean realmente las que se necesitan para el correcto funcionamiento del Estado.

“Estas normas crean un mar de confusión y generan una situación caótica, por lo que se necesita depurar nuestro ordenamiento jurídico para poder contar realmente con las normas que le sirven a la ciudadanía”, sostuvo Enrique Gil.