La medida propuesta por el Ministerio de Comercio no cayó bien en ninguno de los sectores implicados.

A través de un proyecto decreto el Gobierno nacional planteó la fórmula de los aranceles que se aplicarán a las importaciones de confecciones y textiles.

La propuesta se da luego de la decisión de la Corte Constitucional de declarar inexequible el arancel de 37.9 % aprobado por el Congreso en el Plan Nacional de Desarrollo.

La determinación del alto tribunal resolvió un tema de inconstitucionalidad al señalar que la política arancelaria la define el Ejecutivo a través del Comité de Comercio Exterior y no por vía legislativa.

Esto obligó al Gobierno a buscar un nuevo arancel el cual hasta la fecha no se ha podido concretar por la diferencia entre la industria de las confecciones y el comercio.

El proyecto decreto que esta para comentarios propone un arancel de 40 % para las importaciones que estén por debajo de 10 dólares kilo.

Para las mercancías que estén por encima de los 10 dólares el kilo se impondrá un arancel del 15 % más un dólar.

Para la Cámara de la Confección y Afines, la medida claramente es un impacto negativo a la producción nacional poniendo en riesgo más de 30 mil empleos.

Publicidad

El gremio se mantiene en el arancel aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo, explicó su presidente Camilo Rodríguez.

Por su parte Fenalco a través de su presidente, Jaime Alberto Cabal, el dólar adicional representa un gravamen del 25 % afectando los proyectos de expansión.

«Debemos buscar una medida que no lesione a ninguna de las partes. Nosotros importamos porque muchas cosas no se hacen en Colombia, debemos establecer las reglas de juego», explicó.